El cangrejo azul (Callinectes sapidus), se ha convertido en un aliado para la lucha contra la plaga del caracol manzana (Pomacea maculata) que ha visto reducidas sus poblaciones hasta en un 90% en algunas zonas.

  

Aunque en principio es una muy buena noticia para la lucha contra el caracol manzana, lo cierto es que el cangrejo azul es también una especie invasora que depreda otras especies autóctonas, desequilibrando los ecosistemas acuáticos de la zona.

Por un Otro lado, el cangrejo azul es una especie comestible de la que ya se hacen importantes capturas y que se ha incorporado a la gastronomía local.